autoestima mujer

un empujoncito para sentirnos mejor – Revista Womens Health

Muchas veces solemos sentirnos mal con nosotras mismas y no sabemos bien por qué. Eso es porque no existe una razón identificada por la cual nuestra autoestima experimenta un bajón, aveces basta con un solo hecho que a simple vista parece insignificante, para dañar nuestra autoestima.

Pero lo importante es no desesperarnos, pues así como bajó, podemos hacer que se eleve. El autoestima es una cuestion que pasa por el plano mental por lo cual la solución la tenemos nosotras y encontraremos justamente en nuestra mente.

Podríamos decir que el autoestima, como bien lo dice la palabra es la estima o el amor que sentimos por nosotras mismas, lo que nos valoramos como individuos. Una vez que nuestra autoestima comienza a decaer, comenzamos a experimentar una serie de sensaciones como tristeza, miedo de actuar o expresar nuestras opiniones, ansiedad, falta de destrezas sociales, incapacidad para aceptar cumplidos, preocupación por las opiniones ajenas, etc, etc…

Primero que nada, es importante reconocer si lo que tenemos es realmente un problema de autoestima, o si es una sensación pasajera porque estamos con el período, o porque nos salió un granito o el pelo está rebelde. Si realmente hace tiempo que venimos sintiendonos así, como mal con nosotras mismas, entonces es momento de ponernos las pilas y actuar a nuestro favor.

Ya es hora que comencemos a pensar un poco en nosotras mismas y priorizar nuestra felicidad antes que todo lo demás. Siempre estamos preocupandonos porque los demás esten bien, por dar una “imagen” determinada o por complacer a los que no rodean, bueno, si vamos a cambiar nuestra autoestima, comencemos por “estimarnos” a nosotras primero.

Ser un poco más egoistas nos ayudará a encontrar el camino hacia la felicidad. Si nos encaminamos a lograr lo que deseamos en la vida, todo comenzará a tomar forma. Lo más importante es que, en el camino de la vida, en el camino de nuestros proyectos, hagamos cada día (todos los días) una elección. ¿Cómo quiero vivir mi día hoy? Yo puedo elegir pasar los minutos y las horas tristes o con mala onda, o puedo elegir vivirla con alegría.

Muchas veces el solo hecho de sonreir en la vida nos puede cambiar por completo la percepción de lo que nos rodea. Una situación que para una persona con baja autoestima puede ser el fin del mundo, para una persona alegre es solamente un episodio mas. Hay que animarse, romper la barrera del mal humor y la baja autoestima y sonreír, y tomarse la vida como lo que es… un camino a transitar.

Y tu… ¿como eliges transitar tu camino?

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *